El modelo neoliberal en México: MiPyMes y maquiladoras europeas

Autores: Alejandra Arroyo Martínez Sotomayor, Edmar Salinas Callejas, Jesus Fernando Alavez Salazar
 

$220.00

El presente libro está conformado por tres ensayos con enfo­ques diferentes que abordan problemáticas que se enlazan en su propio objeto de análisis: la realidad económica, política y social del México actual, con énfasis en la economía y su núcleo empresarial…

Hay existencias

Descripción

Fuente a citar.- Alavez Salazar, Jesus Fernando, Arroyo Martínez Sotomayor. Alejandra y Salinas Callejas, Edmar. Coordinación: Alejandra Arroyo Martínez Sotomayor (2016). El modelo neoliberal en México: MiPyMes y maquiladoras europeas. México: Grupo Editorial Cenzontle.

 Introducción

El presente libro está conformado por tres ensayos con enfoques diferentes que abordan problemáticas que se enlazan en su pro­pio objeto de análisis: la realidad económica, política y social del México actual, con énfasis en la economía y su núcleo empresarial.

Jesus Fernando Alavez Salazar presenta un ensayo que se teje a partir de dos aspectos centrales, de un lado la transformación del régimen político mexicano y de otro la transformación del sistema económico mexicano, aspectos que se plantean en la propuesta de cambio estructural que la élite tecnocrática mexicana y los grupos corporativos nacionales e internacionales vienen impulsando des­de la segunda mitad de la década de los años ochenta en México.

Alavez Salazar plantea su análisis partiendo de la reestructu­ración de la vinculación de México con el mercado mundial a tra­vés del TLCAN primero (Carlos Salinas de Gortari) y del Acuerdo Global después (Ernesto Zedillo Ponce de León); estos acuerdos comerciales se convierten en las piezas claves para la reestructu­ración económica de México y se presentan como la solución al crecimiento, el empleo y el mejor nivel de vida de la población mexicana.

Enseguida pasa a relacionar las reformas económicas con las reformas políticas, considerando que el avance de la democracia representativa en México no se puede entender sin la presión in­ternacional que recibe México de Estados Unidos y sobre todo de la Unión Europea, en términos de democracia, derechos humanos y seguridad.

El tercer aspecto que analiza es la estrategia de militarización de la seguridad social a propósito de la lucha contra el crimen organi­zado, de forma tal que esta estrategia lo mismo se puede aplicar a problemas de seguridad pública como a problemas de seguridad nacional, ante la posibilidad de que se den conflictos sociales in­controlables.

El problema de la estrategia neoliberal de reformas económi­cas y políticas es que por un lado, la estrategia económica no ha conseguido sus mejores resultados; la estabilización económica ha sido acompañada por una senda de crecimiento de bajo a mode­rado desde hace más de veinticinco años, con una tasa de empleo también baja, que afectan el nivel de vida de la mayoría de la po­blación mexicana.

Por otro lado, la reforma política ha delineado un esquema de participación selectiva en el ámbito de la democracia representati­va de manera que la conducción de las reformas estructurales no se pierda; las elecciones de 1988 y de 2006 arrojan elementos de cómo la democracia tiene límites mediante el fraude electoral y la compra de votos, tal como sucedió en esas coyunturas electorales.

En un clima de deterioro del nivel de vida de la mayoría de la población y de una democracia acotada, el fracaso del modelo neoliberal expresa sus límites y no aparece como una solución de fondo para los problemas que ha generado la creciente desigual­dad social y el deterioro del tejido social, resultado del empobre­cimiento de la población y la criminalización económica e insegu­ridad pública.

Al autor le preocupa que en este contexto la militarización de la seguridad pública se traslade a la militarización de la seguridad nacional por el creciente malestar de la población, ya que el campo social está abonado para el conflicto social y la continuación del mo­delo económico y su democracia representativa selectiva y acotada, se enfrentaran a un disenso sociopolítico que las pone en entredicho.

En el aspecto político queda claro que ha sido muy accidentado el camino hacia la democracia pluripartidista y la economía de li­bre mercado, y que las elecciones de 1988 y 2006 han revelado que la democracia funciona si es acorde con el proyecto económico, de lo contrario se puede caer el sistema de cómputo o los votos pue­den ser comprados masivamente, y suponer que el único camino posible para México es el de la inserción subordinada de la econo­mía mexicana al mercado mundial.

Pareciera ser que los altos costos del nuevo modelo económico y político de la élite tecnocrática no hay que contrarrestarlos con una estrategia de reformas económicas y sociales en beneficio de la población, sino con la represión, como límite para mantener la cohesión social que ha sido vulnerada por la lógica implacable de los mercados globalizados.

En el segundo ensayo, Edmar Salinas presenta un diagnóstico sobre el perfil de las empresas en México, analizando sus carac­terísticas de acuerdo a su tamaño, a su participación en sectores, ramas y regiones económicas, así como su vinculación con el fi­nanciamiento y la innovación técnica, aspectos nodales para el de­sarrollo y el crecimiento de las empresas en México.

El panorama, sin embargo, no es muy alentador; el impacto del modelo neoliberal de libre mercado se ha traducido en la agra­vación de aspectos estructurales y sistémicos preexistentes en la economía mexicana.

La estratificación económica revela el incremento de la concen­tración económica en las empresas. Hoy las empresas en su perfil económico son más desiguales que en el modelo de sustitución de importaciones. La estratificación de las empresas, al agudizarse, ha pasado de 15% de empresas grandes y medianas en la época de la Industrialización por Sustitución de Importaciones (Modelo ISI)1, a 2% de empresas grandes y medianas; si en el modelo económico anterior las pequeñas empresas y las microempresas representa­ban 85% del total, hoy en día representan 98%.

Los efectos de esta concentración explican el carácter estructu­ral de la desigualdad económica y social en México. El 2% de las empresas generan 30% del empleo y 70% del ingreso, mientras que 98% de las empresas generan 70% del empleo y 30% del ingreso. Esto significa que los márgenes del desarrollo y el crecimiento son estrechos ya que solamente son posibles en 2% de las empresas. En cifras más elocuentes, la innovación se da solamente en 0.5% de las empresas en México y el crecimiento tiene un universo acotado de 5% de las empresas; 95% de las empresas son generadoras de empleo nada más y una tercera parte de estas empresas está en la informalidad. En el otro extremo, 1% de las empresas se ha inte­grado al sector exportador.

Las empresas que pueden desarrollarse y/o crecer económica­mente son las que se vinculan al mercado de crédito formal y a los procesos de innovación tecnológica. Ambos aspectos están es­trechamente relacionados. La concentración económica se vincula con la concentración del crédito formal y el acceso a la innovación técnica; de esta forma se reproduce también la concentración en el acceso al crédito y a la innovación técnica.

Solamente 0.6% de las grandes empresas concentra 87% del cré­dito y 99.4% de las empresas que son las MiPyMes accede a 13% del crédito formal. El crédito formal comprende 44% del total del crédito y 56% del crédito es de carácter informal y es al que acce­den fundamentalmente las PyMes. Una mayoría absoluta de empresas no tiene acceso a la inno­vación y todavía el Sistema de Innovación en México es insufi­ciente. Las propias condiciones de concentración determinan que sean las grandes empresas y parte de las medianas empresas las que acceden a la innovación técnica. En México hay 21 científicos por cada 100 mil habitantes, mientras que en Estados Unidos hay 395 por cada 100 mil habitantes. En México se patentan 140 in­venciones anuales, en Australia 500, en Corea del Sur 32 mil y en Japón 110 mil. La mentalidad empresarial es predominantemente familiar y de carácter mercantil. Sus objetivos son elevar sus in­gresos y mantener la producción y el empleo. La mentalidad del empresario innovador está restringida a las grandes y medianas empresas.

Finalmente, el modelo neoliberal no ha hecho otra cosa que agudizar las características de la estructura empresarial y desarti­cular al núcleo moderno y exportador del enorme caudal de micro y pequeñas empresas.

El ensayo que presenta Alejandra Arroyo Martínez Sotomayor se ubica en el núcleo de empresas de punta que generan desarrollo y crecimiento. El punto de partida de estas empresas se da en los tratados comerciales y la Inversión Extranjera Directa (IED) orien­tada al establecimiento de filiales de empresas trasnacionales, a la operación de la IED por medio de las empresas maquiladoras y a la vinculación con las PyMes mexicanas que operan en el mercado interno.

La autora de este ensayo tiene en el análisis de la innovación el eje articulador de su trabajo. Por un lado explica cómo el proceso de innovación se ha ido complejizando, de la sencilla definición de Joseph A. Schumpeter, que consideró a la innovación como un proceso de generación de nuevos bienes, nuevas técnicas y nuevos mercados, a la evolución de este concepto que lo ha ampliado y que además de incluir los aspectos establecidos por Schumpeter, introduce el emprendizaje, el conocimiento, las innovaciones no tecnológicas y la flexibilidad laboral en el contexto de la globali­zación.

Tiene como punto de partida la Teoría de Hymer sobre las em­presas trasnacionales y la IED. Las dos preocupaciones analíticas de la autora son la Ley del Tamaño de la Empresa y la Ley del Desarrollo Desigual. Entre más grande sea la empresa mayor será el tamaño del mercado al que pueda acceder y esto le permitirá desarrollar su capacidad de competencia para mejorar su compe­titividad.

La revolución digital y de las comunicaciones ayudó a eliminar las barreras al comercio y al mundo financiero, y generó un auge comercial y financiero a escala internacional. En este contexto se trata de investigar si la estrategia neoliberal basada en la apertura comercial y financiera ha facilitado el incremento de la actividad económica, y si el papel de las empresas trasnacionales ha permiti­do contribuir al desarrollo mediante la propagación de la innova­ción tecnológica y el crecimiento mediante los flujos de inversión extranjera directa, para favorecer el empleo y mejorar el bienestar de la población.

Si bien tratados de libre comercio como el Tratado de Libre Co­mercio de América del Norte (TLCAN) y el Tratado de Libre Co­mercio entre México y la Unión Europea (TLCUEM) han estimulado el comercio global de México y el flujo de la ied, contemplando un impacto benéfico en términos de innovación, competitividad y conservación del medio ambiente, el balance que se puede estable­cer no es muy halagador.

El impacto de la IED a través de la maquila tiene efectos sobre el empleo; sin embargo, el atractivo de la mano de obra empleada es que los salarios que percibe el trabajador son bajos. Esta situación, que es un paliativo para la fuerza de trabajo ocupada, representa una derrama tecnológica que es muy limitada y las maquiladoras o los corporativos trasnacionales no crean vínculos con las PyMes mexicanas orientadas al mercado interno, ya que como señala la autora “estos lazos se ven condicionados por el grado de avance de la tecnología local, la cultura corporativa, la ubicación geográfi­ca; también lo condicionan la política comercial del país receptor, además del contexto, el marco institucional y las estrategias loca­les”.

En conjunto, los tres ensayos dan cuenta de las características de la estrategia neoliberal aplicada a México desde la segunda mi­tad de la década de los años ochenta, de la vinculación del proce­so político con el proceso económico, de los saldos adversos a la población mexicana en lo que se refiere a bienestar y a seguridad pública, de las características estructurales de las propias empre­sas cuya desigualdad se ha ampliado, de los efectos de la concen­tración económica en un porcentaje minoritario de empresas y sus efectos sobre la desigualdad social, y los límites del desarrollo y el crecimiento en la actividad empresarial en México.

Finalmente, con el tercer ensayo se analiza qué sucede en ese pequeño ámbito de la IED y las empresas maquiladoras ubicadas en el sector exportador tanto de origen norteamericano como eu­ropeo, con énfasis en las segundas, así como de su impacto en tér­minos de empleo, crecimiento, eslabonamiento con las PyMes, di­fusión de la innovación y mejoras salariales.

Los tres ensayos revelan que la estrategia neoliberal impuesta en México por razones económicas y geopolíticas, si bien ha gene­rado una senda de crecimiento relativamente estable, ha queda­do por debajo de las expectativas de crecimiento y ocupación que prometió, así como de competitividad, modernización homogénea en los diferentes estratos empresariales e incorporación de la in­novación y el desarrollo en buena parte de las PyMes, como era lo esperado.

Edmar Salinas Callejas
Junio de 2016

 Notas

1 Una estrategia o modelo económico, adoptado en América Latina con posteriori­dad a la Segunda Guerra Mundial y hasta los años 70.

Información adicional

Autor(es)

Alejandra Arroyo Martínez Sotomayor, Edmar Salinas Callejas, Jesus Fernando Alavez Salazar

Edición

2016

ISBN

978-607-9093-37-2

Número de Páginas

136

Índice

Prólogo, Alejandra Arroyo M. Sotomayor

Introducción, Edmar Salinas Callejas

Apertura económica, democracia y seguridad en México: entre la crisis y la búsqueda de horizontes, Jesus Fernando Alavez Salazar

Las MiPyMes en México, 1990-2015, Edmar Salinas Callejas

Acuerdo Global: ¿Una alternativa para las PyMes en México?, Alejandra Arroyo Martínez Sotomayor

Anexos. Empresas Europeas en México

Semblanza de los autores

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “El modelo neoliberal en México: MiPyMes y maquiladoras europeas”