La emancipación del espíritu (Hacia un humanismo sin teología)

En el presente libro, su autor hace una defensa del humanismo liberal que tuvo su origen en el pensamiento de los griegos, y se consolidó en los siglos XVII y XVIII, los llamados Siglos de las Luces y la Razón. Este período de la historia se conoce mejor como la Ilustración, una nueva ideología que puso a la vida y la felicidad del hombre en el centro de la jerarquía de valores, e hizo de la razón y la evidencia, las guías más confiables para el diseño de nuestras instituciones sociales. En el humanismo surgido a partir de la Ilustración, no hay necesidad de recurrir a ningún tipo de Sagradas Escrituras, de rituales mágicos o de mandatos divinos; no hace falta apelar a almas inmortales ni a la “otra” vida, o a Dios, a fin de que responda de manera indivi­dual por cada uno de nosotros. Es en la Ilustración en donde se encuentra el germen de la revolución huma­nista que sigue vigente, querámoslo o no, hasta nues­tros días…

Ver en catálogo.